Último capítulo con Blogger – los comentarios

Me rindo. No tiene sentido pelear contra crapsoftware, sobre todo cuando no tienes el código fuente para arreglarlo.

Por ello, voy a optar por la solución más simple: volcar aquí los comentarios, como post. Son pocos, son todos relativos al mismo post, y son todos de felicitaciones y ánimos por entrar en la blogosfera. No quería perderlos, y prefiero ponerlos en primera página, y agradecer así públicamente a las muestras de apoyo y al ánimo que he recibido de estas personas, y de muchas otras en distintos proyectos que he afrontado a lo largo de mi vida.

A todos, gracias.


JJ said…

Pues bienvenido, y palante!
5:27 PM

David Santo Orcero said…
Gracias por los ánimos, JJ. :-)
5:38 PM

fernand0 said…
Hola David.Me alegra verte por aquí­ :)
10:37 AM

H said…
Bienvenido :)
7:40 AM

Santo said…
Bienvenido, hermano, y que sea provechosa la experiencia. ;)
6:15 PM

Pietro said…
Aunque tarde me he topado con el Blog. Muy interesante!
頑張?????
2:08 AM

David Santo Orcero said…
共有難?御座???ピエツロ?ん

頑張??も?

?ゃ????


?
11:14 AM

Technorati tags: ,

Harto de blogger, me paso a WordPress

Blogger es un buen ejemplo de como no se deben hacer las cosas. Dejando a un lado los problemas del editor, y que Blogger no funciona correctamente con la mayor parte de los navegadores, hay una serie de cosas que los de Blogger no han entendido.

El primer problema real de Blogger es lo extremadamente complejo de personalizar que es. Si bien echar a andar el blog llevó poco tiempo, hacer que funcione correctamente y con la estética que yo quería costó demasiado. Esto se debe a la pauperrima documentación que tiene; pero sobre todo a que Blogger te fuerza a que las cosas sean como el propio Blogger quiere.

Pero todo esto lo podemos perdonar, porque Blogger es apenas una beta. Sin embargo, hay algo que no es una beta: la política de trato a los usuarios ante errores de Blogger; y dudo que con usuarios de pago cambien dicha política.

El problema concreto es que intermitentemente no podía publicar. De ninguna forma (ni ftp, ni sftp, ni en el propio blogspot). Vale; es una beta. Me pongo a depurar el problema, y preparo todo el material para mandarlo a la gente de Blogger para que puedan reproducir el problema y solucionarlo.

La primera complicación para comportarse como buenos ciudadanos virtuales es localizar el formulario de feedback. En sí es todo un reto localizarlo. Una pisa: olvidaos del español.

Finalmente, llegamos al formulario de feedback. Te piden que leas la documentación -lo que he hecho-, y que rellenes un formulario con una descripción todo lo detallada que sea posible del problema. De hecho, te dice explícitamente que seas todo lo detallado que puedas, es decir, que te enrolles. Lo hago: logs, distintas pruebas realizadas… hay que ser buenos, están depurando el sistema; es normal que el código en Java que controla el cotarro tenga errores; y hay que indicarles como pueden reproducir el problema.

Finalmente, termino todo el texto y lo mando -y no se detalla un error en cinco minutos-. Y ahí viene la sorpresa.

Y la sorpresa es… recibir instantaneamente un correo automatizado a mi cuento de correo referenciando la documentación, y diciendo que está bien lo que he rellenado; pero que lea la documentación otra vez, y si no encuentro la solución a mi problema, que vuelva a teclear el parte. Pero ahora, mandándolo por correo a support@blogger.com. Y que ahora es la buena. El correo no trae el informe de error anexado para evitar que tengamos que teclearlo de nuevo; y no, no tiene ningún tipo de ticket o de seguimiento. Es un correo completamente automatizado. Por cierto, mandé un mensaje preguntando si debía repetir el parte hace tres dias, y aún estoy esperando la respuesta. Estarán muy ocupados ignorando a sus usuarios intentando que Blogger funcione… …er… mejor lo dejamos en que estarán de vacaciones.

O sea, presuponen que la gente es estúpida, descartan el informe de fallos que piden, y vuelven a mandar la referencia a la pauperrima documentación. Si contestan a la dirección de correo, pues entonces será importante. O al menos supongo, porque no tengo pruebas ni de que lean el correo. Dicho de otra forma, tienen el formulario web exclusívamente para hacer perder tiempo a la gente, no dan el correo al principio para asegurarse que no responden a preguntas que consideran estúpidas.

Conclusión: que poca verguenza, y que mala manera de tratar a los usuarios. Vale que es un servicio gratis, pero esto es una falta de respeto. Al menos, los muy imbéciles podrían guardar una referencia del problema enviado, un ticket, o un mecanismo de seguimiento… no valla a ser que no sea un usuario incompetente, sino alguien que de una traza de un problema real, con históricos. El usuario pesado que no se aclara seguirá haciendo la pregunta por correo; pero el usuario que sí tenía algo que comentar, hace lo que yo: los manda a freir monas, y se pasa a WordPress. No se cuantos informes válidos de error habrán perdido con esta política; en mi caso, han perdido las dos páginas de texto indicando donde hay un problema real en su programa, y como reproducirlo para que puedan arreglarlo. Y cualquiera que haya trabajado con sistemas distribuidos sabe lo complicado y lo valioso que es tener como reproducir un error anómalo. Sólamente lamento haber desperdiciado mi tiempo documentando un error cuya solución no les interesa.

El efecto secundario de todo esto es que el error sí me afecta a mí, y ya no puedo publicar nada; de hecho, ni siquiera puedo recuperar las entradas. A mano he recuperado los posts; pero, desgraciadamente, los mensajes se han perdido. En cuanto que pueda acceder a ellos y rescatarlos, los volveré a incluir; perdonad las molestias.

Por cierto, WordPress es una maravilla. Todavía me quedan algunas cosillas que pulir; pero, es impresionante lo rápido que se hace un blog, el excelente interfaz que tiene y lo fácil que es de usar. Y WordPress sí está bien documentado.

Technorati tags: ,

A vueltas con los feed

Finalmente hoy he tenido un rato libre para sentarme en el blog, y terminar algunas tareas pendientes.

Una de ellas es arreglar el alimentador de feeds, que estaba mal. Se recibían apenas las dos primeras entradas, aunque añadiera más.

Ya está arreglado; por lo que en caso de que haya dado de alta este blog en su feeder antes de leer este mensaje, borre la entrada del feeder, y de dicha entrada de alta de nuevo -ha cambiado la ubicación, y el antiguo no funciona ya-.

También hay que tener en cuenta el hecho de que no todo el mundo emplea un feeder, ni a todo el mundo le interesan las entradas más cortas y banales. Teniendo en cuenta la filosofía mi blog es similar a la filosofía del blog “Joel on Software”, voy a emplear un mecanismo similar: crear un boletín para los artículos “mayores” -es decir, los de más “cuerpo”-, y en el blog aparecerán tanto dichos artículos como algunos más cortos y simples. Esto contentará a aquellos de ustedes que deseen recibir apenas los mensajes con más “contenido”, y los deseen recibir en su correo.

Para darse de alta en este boletín hay dos métodos. El primero es seguir el enlace a la página de alta del boletín. En la sección “Subscribirse a Gestionandoelconocimiento”, es necesario introducir el correo electrónico; los otros campos son opcionales. Pulsamos “Subscribir”.

La segunda forma es mandar un correo a mailto:gestiondelconocimiento-join@orcero.org.

En los dos casos, nos llegará un correo a la dirección que hemos mandado para poder confirmar el alta en la lista.

Siempre nos podremos dar de baja o a través de esta misma página web, o mandando un correo a mailto:gestiondelconocimiento-leave@orcero.org.

Con estos dos métodos, cualquiera de ustedes podrá tener acceso a la información que necesite cuando quiera.

Technorati tags: ,