Qué es Internet, y quién se opone a ella

Hace unos días, charlando con unas personas, les comentaba lo que realmente era Internet. No es complicado explicar a una persona que no es usuario habitual de Internet qué revolución ha supuesto -y va a suponer- Internet. Basta con olvidar el aspecto tecnológico, que no importa a casi nadie. Se da por supuesto que funciona, como la energía eléctrica: nadie ya se pregunta como llega a casa. Al menos, en los círculos de gente “normal”. Para explicar qué es Internet, siempre hablo de lo mismo: la eliminación de intermediarios. Esto tiene muchas connotaciones que supondrán los próximos años una revolución social, política y económica.

Uno de los efectos de Internet es que ya no podemos ser manipulados con facilidad. Si quieres saber lo que realmente pasa en un lugar del mundo… entra en Orkut, localiza gente que viva allí y preguntalo. Es increíble la cantidad de tonterías, mentiras y manipulaciones inexactitudes que determinados medios de comunicación fuertemente politizados sueltan a lo largo del día, cuando por Internet puedes entender qué está pasando por el mundo. Puedes ver las fotos, los vídeos. Puedes hablar con los que estuvieron allí. Es muy complicado manipular a la gente que tiene información de primera mano. Por eso los regímenes totalitarios odian Internet. Por eso se legisla como se legista. Por eso los medios de comunicación tradicionales no hacen más que perder audiencia. Internet democratiza el acceso a la información.

Pero aún hay más: en Internet, todos somos autores. La creación ya no es un privilegio de una minoría. Internet es un pakistaní de nombre impronunciable que canta en Urdu, mandándome música sufí casera para que le diga que qué me parece. Internet es el Koala, que -aunque conocido en círculos underground malagueños- seguiría aún de telonero de Tabletom de no ser gracias a Internet, que ha permitido a todo España escucharlo y apreciarlo sin que un intermediario decida si los oídos de los españoles deben escucharlo o no. Internet democratiza la creación literaria, artística y audiovisual.

Quizás la mejor explicación que he visto en mi vida sobre qué es Internet es esta:

Desde el punto de vista empresarial, también están cambiando las cosas. Yo vendo mis servicios a todo el planeta. Salvo uno, todos mis clientes son de fuera de Málaga. Algunos son de muy lejos. La distancia ya no es problema. No necesito ser grande para competir en el mercado global, apenas ser bueno. La deslocalización me preocupa muy poco. Para mis clientes, la distancia no es problema.

Hay un libro excelente sobre estos temas:

cuya lectura recomiendo. Muy bueno.

Volviendo al tema; para los clientes, también han cambiado las reglas de juego. Antes, las empresas seguían la política de atención al cliente de Don Tancredo. Ahora no es posible; cualquier cliente mal atendido puede hacer mucho daño. Yo conseguí que una importante empresa de ámbito nacional de venta por Internet me devolviera un dinero erroneamente cargado en la tarjeta de crédito. Mi banco, VISA y dicha empresa se lavaban las manos -por cierto, en España es mentira que puedas devolver un cargo en la tarjeta cuando quieras. Aunque sea indebido.-. Parecía que era imposible recuperar el dinero -un mes y medio llamando por teléfono todos los días dio prueba de ello-. Y finalmente… una carta abierta al director de dicha empresa, y el hecho que buscando por google dicho nombre apareciera en primer lugar dicha carta. Y ¡voila! dinero devuelto.

Evidentemente, el establishment se opone. Con todas sus fuerzas. ¿Como lo hace?

Lo más claro y destacado son leyes como la LSSI. O la gran muralla china. Pero otros son más sutiles: satanizan Internet. Si en cualquier delito o acontecimiento negativo aparece Internet, aunque sea tangencialmente, pasará la palabra “Internet” a los titulares -“online”, en los medios anglosajones. Pongamos un ejemplo: Si un hombre manda una carta por correo a una chica, queda con ella y la viola, no es noticia -desgraciadamente-. Tampoco lo es si contacta con ella por teléfono movil, empleando tam-tam o por el RFC 2223. Peeero si se conocieron por Internet, hablamos de otra cosa. Titular: “Hombre acusado de violar a una adolescente que conoció por Internet“. Mensaje subliminal: Internet fomenta la violación. La violación es una salvajada; pero el hecho de que medie Internet es lo que la convierte en una noticia que cubre la CBS y dos docenas de medios más. Cualquier delito que no sería noticia por insensibilidad de los medios hacia el delito a la gente común, pasa a ser primera página si en algún momento del delito aparece la palabra Internet, aunque sea apenas de forma lateral.

Pero la gente no es tonta. Es el conocimiento de las masas. Los poderes fácticos han llegado tarde, las exclusas se han abierto. Incluso algunos políticos y periodistas lo están comenzando a aceptar y a apoyar: no se puede poner puertas al campo. El conocimiento debe ser libre.

Sin embargo, hay gente que aún se opone, y quiere frenar el progreso a toda costa. Aunque parar todo sea como lobotomizar a la humanidad. Aprendimos hace 60000 años a hablar, hace 5000 años aprendimos a escribir, y hace 600 años democratizamos el acceso a la cultura: aprendimos a imprimir. Y aquí las cosas se dispararon: esto nos ha llevado a una serie de avances en la comunicación que han terminado permitiendonos compartir nuestro conocimiento con cualquier otra persona del planeta. Pero algunos quieren que esto se acabe.

Hay un documental excepcional sobre ello:

Aún no ha llegado este debate a España; pero llegará. Y cuando llegue, debemos estar preparados. Más que nada porque ellos ya han comenzado a atacar.

(Actualización del 6/3/2007: No, lo del observatorio de neutralidad tecnológica no va de esto, pero porque aún no lo ha tratado. Lo que no quita que es una buena idea pasarse por dicho observatorio, ya que tienen mucho que decir.)

Technorati tags: ,.

4 pensamientos en “Qué es Internet, y quién se opone a ella

  1. Hola, me gustaria preguntarte algo acerca de internet que hace unos meses que le estoy dando vueltas.
    Es cierto que a los gobiernos totalitarios odian internet pq democratizan el acceso a la informacion, y claro esta, que el pueblo piense es lo ultimo que quieren.
    Pero en realidad que el pueblo piense nunca le ha venido muy bien a cualquier gobierno (mas que gobierno, a quien tenga el poder). No tenemos mas que mirar a Roma, que predicaban libertad y luego aumentaban las “sesiones” de gladiadores precisamente para coartar.
    Entonces pq nosotros vamos a ser mejores (o mejor dicho mas libres). Porque iban a dejar los poderosos que tengamos un acceso tan maravilloso a la informacion, teniendo en cuenta que es algo taaan peligroso.
    Bueno, veras. Hace un par de años intente hacer un documental sobre la propiedad intelectual en españa, pues se habia cambiado la ley hacia muy poquito. Me incline por el modelo “wiki” de colaboracion para hacer el guion. y el foro para organizarnos puesto que el proyecto era a escala nacional. al principio se le dio mucho bombo y realmente habia docenas de gente interesada en colaborar, los foros se llenaban de post de animo y injurias a la sgae ( como no ). Pero por mas que lo intente, jamas, nadie movio un dedo si no fue para postear. De hecho fue tanto asi tuve que cancelar el projecto muy a mi pesar. Supongo que el efecto “moda” en internet es muy acusado.

    La moraleja del tema, es que temo mucho por internet. pq me da panico pensar que sea un arma de doble filo.
    vale estamos conectados, informados y culturizados. Pero tambien estamos aislados y tenemos el contacto directo con personas. y si no tenemos cuidado podemos perder lo unico que nos hace poderosos. Estar juntos.

    Esto es todo lo que quedo del proyecto: http://www.archive.org/details/TodostusderechosreservadosTrailer.

    a ver si me puedes dar un toque al mail con tu opinion.

  2. Para Abercrombie: los proyectos colaborativos voluntarios son muy especiales: hay que motivar e ilusionar; nada asegura que la gente apoye ayudando a un proyecto concreto, o llene de comentarios su lista de correos pero no colabore.

    En el mundo del software libre, lo sabemos muy bien. Y estamos acostumbrados a eso. Hay algunas “recetas” genéricas: da reconocimiento y visibilidad a los que aportan, agradece las colaboraciones, no impongas por pantalones, y no presiones fechas límite de entregas a voluntarios. Desgraciadamente, no tengo una receta que funcione en todos los escenarios; y no conozco tu proyecto, por lo que no puedo saber qué falló. Ni siquiera puedo entrar en tu proyecto a través del Internet Archive. :-(

  3. El vídeo de la definición de la Web, SIMPLEMENTE IMPRESIONANTE.

    Respecto de los argumentos que das David, totalmente de acuerdo. Y por eso le veo más futuro porque el ser humano tiende a liberarse de la opresión y buscar libertad de actuación. Yo no veo peligrar ni mucho menos Internet.

Los comentarios están cerrados.